Corte Suprema de Justicia / Foto referencial de archivo

El magistrado Fernando Giraldo dejó entrever que el respaldo que fue promulgado hacia el proceso de de paz no es absoluto al interior del alto tribunal. En su discurso de clausura en el encuentro anual de la justicia ordinaria en Cartagena, el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Fernando Giraldo, criticó la no comparecencia de que intervinieran de parte de quienes han sido disidentes frente a las políticas planteamientos a la eventual firma de la paz. "Se hizo un congreso en donde participaron analistas de mucho calado intelectual, que tienen una formación integral y la única observación del evento es que hay una sola opinión, falta la otra opinión, la de otros colombianos que pueden pensar distinto y hubiera sido importante que estuvieran presentes", afirmó el Vicepresidente del alto tribunal. En este sentido hay que recordar que el presidente de la Corte Suprema, Leonidas Bustos, había expresado en el acto inaugural el respaldo al presidente Juan Manuel Santos para seguir adelante con el proceso de paz en Cuba, pese a los desafíos jurídico que representa el posconflicto ante la eventual firma de la paz. Entre tanto, el magistrado Giraldo aclaró enfáticamente que en la Corte no debe haber intereses para hacer parte del nuevo Gobierno de Justicia que fue estructurado en la reforma de equilibrio de poderes. No obstante, le aconsejó a su colega, presidente de la Corte Suprema, Leonidas Bustos, la imparcialidad e independencia que debe tener la justicia en este tema tan trascendental para el país. "Señor Presidente de la Corte Suprema de Justicia, usted lo sabe muy bien que la arrogancia, los vetos, la censura y la exclusión no son buenos consejeros, la discusión en toda democracia es debate, es controversia", agregó el magistrado.