La Mesa Directiva del Senado de la República argumentó que el viaje de los congresistas para algunos actos de la posesión del presidente Donald Trump se autorizó con base en los parámetros de ley y negó haber utilizado recursos públicos para irse de comisión a los Estados Unidos. (Lea aquí: Procuraduría abre indagación preliminar contra mesa directiva del Senado) Fuentes indican que el Senado se amparó en el decreto 1068 de 2015 que señala que "las comisiones al exterior serán tramitadas de acuerdo con las resoluciones que autoricen las mesas directivas de cada Cámara". De igual forma se reveló que en el año 2010 la plenaria facultó a la mesa directiva del Congreso para autorizar las comisiones oficiales fuera del país por parte de los senadores, "incluyendo viáticos y tiquetes". Fuentes indicaron además que los vicepresidentes de la corporación, Iván Name y Daira Galvis, no utilizaron recursos públicos pese a que tenían la autorización para ello y viajaron con dinero de su propio bolsillo. En el caso del presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, a quien no se le autorizaron recursos para viajar, lo hizo también con financiación propia e invitación de organizaciones extranjeras.