El Distrito dio recomendaciones a los padres de familia de lo que se debe hacer en el momento en el que un niño se quema con pólvora, enfatizando en la importancia de llevarlo a un centro de salud inmediatamente para evitar heridas graves.

"Hay que acudir a urgencias porque muchas veces cuando se sufre una quemadura lo que se ve en principio es enrojecimiento pero luego se ampolla y se infecta la herida. También es importante que no unten nada en la herida, la pueden primero tapar con un pañuelo y agua hervida fría", explicó Luis Gonzalo Morales, secretario de salud de Bogotá. (Lea también: Este puente festivo han sido sorprendidos 17 conductores borrachos)

De esta forma se evitaría que las quemaduras simples se conviertan en heridas profundad que dejen en las personas lesiones de por vida.

"Muchas veces los padres tienen miedo de que les quiten los niños pero es absolutamente necesario que los niños sean vistos por un médico porque las consecuencias pueden ser peores", dijo Morales.

Por otro lado, el secretario Morales se refirió a la ampliación del horario para comprar bebidas embriagantes en Bogotá, asegurando que no hay evidencia de que esta iniciativa del distrito traiga consecuencias como el aumento de personas que consuman licor o de problemas de seguridad.