Cargando contenido



El sindicato de maestros de Bogotá (ADE) mostró su rechazo a la circular de la Secretaría de Educación Distrital que decidió “ el carácter NO presencial de la primera semana lectiva comprendida entre el 9 y el 12 de enero de 2018”.

De esta manera los profesores consideran que ese término podrán denota que los maestros deben estar disponibles para trabajar y eso no significa receso.

“Dejamos absolutamente claro que atenta contra ésta unidad, insistir en perturbar aún más el periodo de vacaciones, hoy más merecido que nunca, extremar el agotamiento de las maestras y maestros y jugar con la maltrecha salud de todas y todos”, explicaron en un comunicado los docentes.

Así mismo, afirmaron que es un comportamiento “revanchista” por el paro que se realizó a mediados de este año y que duró más de un mes.

Por tanto, consideran que el ingreso a los colegios será el 15 de enero del 2018 y en esa semana se puede realizar lo que se podría estipular para el 9 de enero.

“Acorde con lo anterior, NO contribuye a la convivencia escolar, al bienestar y a la salud de los educadores, que algunos Directores Locales avalen o animen o a unos pocos rectores a que desfiguren el conocido propósito de la primera semana NO presencial en 2108, convirtiéndolo en un nuevo instrumento de represalia”, expresaron.

La ministra de Educación, Yaneth Giha, hace unas semanas había advertido que con Bogotá se iban a tomar medidas especiales ya que no iniciaron oportunamente las reposición de clases cuando culminó el paro.

De igual forma, ese sindicato realizó varias manifestaciones en contra de la Alcaldía de Bogotá, en los últimos meses, por incumplimento con los acuerdos y la falta de asignación académica para muchos docentes; incluso este es un tema que aún se mantiene y es incierto el futuro de muchos.