Libros como Cien Años de Soledad, Contrato Social y otros que donaron un grupo de personas, fueron entregados a la biblioteca Gabriel Turbay de Bucaramanga, como un acto de desagravio por los libros que hace unos 40 años quemó el exprocurador Alejandro Ordóñez. La promotora de la iniciativa es la representante a la Cámara, Angélica Lozano, quien sostuvo que si bien la quema de los libros se adelantó en uno de los parques de Bucaramanga y la biblioteca aún no existía, el hecho se registró. “Alejandro Ordóñez, sacó unos libros, hizo una hoguera y los quemó por considerarlos corruptores y pornográficos”, afirmó. Al respecto Laureano Tirado, promotor de la campaña de Ordóñez, expresó que la Biblioteca Pública Gabriel Turbay no existía y se realizó en el parque San Pío, evento simbólico realizado por un grupo de cristiano - católicos, en el que se quemaron revistas y unos libros comunistas. Insistió en que para hacer política no es necesario decir mentiras.