Cargando contenido

Foto archivo Colprens


En las últimas horas se presentaron dos nuevos asesinatos cerca a los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación donde se encuentran excombatientes de la Farc en los departamentos de Nariño y Putumayo, en circunstancias que están siendo investigadas por las autoridades.


Un primer reporte indica que en la madrugada de este lunes 4 de diciembre fue asesinado el líder social Luis Alfonso Giraldo, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Brasilia, ubicada en el corregimiento La Carmelita, zona rural del municipio de Puerto Asís (Putumayo).


Según testigos, individuos encapuchados llegaron hasta el lugar y le causaron la muerte a Giraldo y amenazaron a otro líder social de esa región en el corredor Puerto Vega-Teteyé, zona controlada por la Policía y el Ejército Nacional, por cuanto allí se encuentra el Espacio Territorial para la Capacitación y la Reincorporación La Carmelita, en donde se agruparon excombatientes de los frentes 32, 48 y 49 de las Farc.


De otro lado, este fin de semana fue acribillado el joven Richard Paui Canticus en momentos que se desarrollaba una reunión con la comunidad de La Variante y la Cooperativa de Vivienda 24 de mayo, en el Espacio Territorial Ariel Aldana, en jurisdicción de Tumaco, Nariño.


De acuerdo a los lugareños, se escucharon dos disparos aproximadamente a 30 metros de la puerta de donde se realizaba dicha reunión.


“Es inaudito que en pleno centro poblado, frente a toda la comunidad, y en el mismo lugar donde Ejército y Policía se encuentran custodiando la vía, que por lo demás es una ruta absolutamente militarizada, se cometa tan horrendo homicidio a plena luz del día”, puntualizó un comunicado enviado desde el ETCR Ariel Aldana.


“Desde el Espacio Territorial Ariel Aldana llamamos una vez más a la cordura de las instituciones estatales para que entiendan de una vez por todas que este problema social no se soluciona con más pie de fuerza ni actitudes violentas por parte del Estado, como los es en esta y varias zonas del país la erradicación forzada. Llamamos al Estado colombiano a sus fuerzas militares, policiales, organismos judiciales y de la administración pública a activar las alarmas y adoptar acciones concretas e integrales a la tan compleja situación de seguridad de quienes verdaderamente le apostamos a la paz en todo el territorio nacional”, concluye el documento.