Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Dos de cada tres armas en Colombia serían ilegales

Foto Ingimage


Unidad Investigativa

Aunque el número exacto del total de armas en el país es difícil de calcular, en Colombia se estima que hay entre 3 y 5 millones de armas en manos de la población civil, sin incluir las que hacen parte de la dotación de la fuerza pública.

Solo una de cada tres armas en Colombia, según señalan algunos expertos, estaría en condiciones de legalidad.

Los dueños de armas legales en Colombia se quejan de la dificultad en algunos trámites para ratificar la tenencia legal de las armas, por lo cual el subregistro y la ilegalidad crecen. Por ejemplo, los colombianos que heredan armas de sus antepasados tienen dificultades para traspasarlas a sus descendientes, por lo cual hay miles de ciudadanos con armas en sus hogares cuya situación no ha sido definida.

En la investigación titulada ‘La Hidra de Colombia’, publicada en el portal de Small Arms Survey, se estima que en Colombia existen entre 2.3 y 3.9 millones de armas, legales e ilegales.

A pesar de que Colombia es un país en conflicto, según el 'Small Arms Survey' el país aparece en el puesto número 88, entre las naciones con mayor cantidad de armas entre la ciudadanía, calculando que hay 5.9 entre cada cien mil habitantes.

Según ese estudio, en Colombia hay cerca de tres millones de armas en total. La lista, elaborada por el Graduate Institute de Ginebra, es liderada por Estados Unidos, donde existen 112 entre cada 100 habitantes, según el informe.

A diferencia del caso de Estados Unidos, en donde la segunda enmienda de la constitución consagra la tenencia de armas como un derecho, en Colombia el Estado se reserva esa facultad.

Comprar un arma en Colombia es un trámite muy demorado, que solo se puede hacer a través del Departamento de Control del Comercio de Armas y que puede demorarse varios meses. Usuarios de armas incluso le indicaron a RCN Radio que comprar un arma estándar, como un revólver o una pistola, cuesta más de un millón de pesos. La suma puede subir considerablemente, entre mayor sea la tecnología del arma.

Desde la academia y desde su gestión como canciller, Camilo Reyes ha sido uno de los mayores defensores de la regulación de las armas entre la población civil.

Reyes le contó a RCN Radio que Colombia ha sido un país activo en la firma de acuerdos nacionales e internacionales para evitar el uso de armas, pero que controlar su uso no ha sido fácil.

“En Colombia de acuerdo con nuestra constitución es el Estado el que permite a los ciudadanos tener un arma y por lo tanto existe la capacidad, por lo menos teórica, de controlar la presencia de armas”, sostuvo Reyes.

Reyes además aseguró que la tenencia ilegal de armas en el país es uno de los mayores en ese sentido, y que hay cálculos que sostienen que solo una de cada cuatro armas en el país sería legal.

Sin embargo, usuarios de armas en el país también se quejan de la inmensa cantidad de trámites que hay que hacer para comprar armas legales y renovar los salvoconductos, lo cual argumentan que incentiva la tenencia ilegal.

Un colombiano solamente puede tener dos salvoconductos para portar armas, y otros cuatro para tenerlas en el interior de un lugar específico, como en la casa o la oficina.

“Tiene que aportar certificado de antecedentes y una serie de documentos que prueben la idoneidad de cada persona antes que el Departamento de Control y Comercio de Armas le dé el permiso. (...) Y renovar un salvoconducto es tan complejo como sacarlo la primera vez”, afirmó Nicolás Umaña, defensor del uso de armas y deportista de tiro.