Cargando contenido

El presidente de la República habló en rueda de prensa tras el toque de queda en Bogotá.

Rueda de prensa del presidente Duque en Bogotá tras el toque de queda
Rueda de prensa del presidente Duque en Bogotá tras el toque de queda
Suministrada

Durante una rueda de prensa en Bogotá y luego de que concluyera el toque de queda, el presidente Iván Duque se dirigió a los colombianos, anunciando, entre otras cosas, que junto con la Policía, el Ejército y la ayuda del CTI, se procederá a dar tranquilidad a la ciudadanía. Además, ante la promoción del vandalismo y su presunta relación con las autoridades, Duque desmintió tal información y rechazó que se esté deslegitimando el actuar de la Fuerza Pública.

“Para todos los colombianos la labor que estamos cumpliendo es la de garantizar el orden en todo el territorio. Yo quiero que le demos gracias a todos los soldados y policías de Colombia, por lo que hacen. Ellos en todo el territorio enfrentan a quienes incitan a la violencia, al odio y a la violencia. Esas personas deben asumir su responsabilidad”, dijo el mandatario.

"Rechazo categóricamente las afirmaciones tendenciosas y politiqueras que están tratando de insinuar que es la Fuerza Pública la que promueve el vandalismo; todo lo contrario, es la Fuerza Pública la que nos protege de los criminales (...) mucha de esa información lo que busca es generar pánico y zozobra", agregó el Jefe de Estado.

De interésPeñalosa tras toque de queda: "Pido que nos unamos contra los violentos"

De igual forma, desmintió la información que circuló anoche por redes sociales en la que se advertía de supuestos intentos de robos a residencias en la capital, lo que hizo que vecinos de numerosos edificios se organizaran en grupos de defensa para proteger las propiedades.

Las protestas en Colombia se iniciaron el pasado jueves, cuando decenas de miles de personas coparon las calles del país para expresar su rechazo al Gobierno, jornada que terminó con algunos brotes de violencia y un espontáneo cacerolazo que se extendió por toda la capital y otras ciudades.

Esa jornada fue el preludio de una ola de violencia que se desató el viernes en el sur de la capital, donde encapuchados se enfrentaron con la Policía, que por la tarde dispersó con gas lacrimógeno dos cacerolazos contra el Gobierno en la céntrica Plaza de Bolívar y en el Monumento a Los Héroes.

El director de la Policía Nacional, general Óscar Aterhotúa, también desmintió las versiones sobre que miembros y vehículos de la Fuerza Pública estuvieron al servicio de los delincuentes. 

“Los vehículos de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional estuvieron al servicio de la sociedad y hemos desmentido que estos vehículos hayan sido utilizados para transportar vándalos”, señaló. 

Y agregó: “Estos vehículos estuvieron al servicio de algunas personas para llevarlos a su residencia, para devolverlos a sus hogares, porque muchos de ellos no encontraron transporte público, fuimos garantes de la tranquilidad de los ciudadanos para que volvieran al seno de su familia”.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido