Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Camilo Romero, gobernador de Nariño y Guillermo Botero, ministro de Defensa
Camilo Romero, gobernador de Nariño y Guillermo Botero, ministro de Defensa
Colprensa

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, rechazó las recientes declaraciones del ministro de Defensa, Guillermo Botero, quien aseguró que con dineros ilícitos corrompen y financian la protesta social.

Romero aseguró que las declaraciones del ministro Botero no se ajustan a un funcionario público y que están equivocadas cuando se refiere a hechos puntuales en su departamento  y desconocen la realidad de lo que sucede en el territorio.

Romero indicó que la protesta que se originó esta semana en la región no fue por parte de campesinos ni cultivadores de hoja de coca, sino por parte de camioneros.

Leer másCrece polémica por declaraciones de MinDefensa sobre protesta social

Hay una equivocación muy grande del ministro; quienes estaban protestando eran unos camioneros porque les asesinaron a tres de sus compañeros en la vía que conduce de Barbacoas a Magui", señaló Romero.

Añadió que "la falta de seguridad a nuestro departamento ha llegado al extremo de tener secuestradas a tres personas por organizaciones ilegales que extorsionaron a sus familias y, por no tener el dinero completo, asesinaron a los camioneros”.

Señaló que esta es una protesta lógica y válida “para decir que ellos están financiados por recursos de la mafia. Si el ministro usó el ejemplo de la protesta allí en Junín,  es un pésimo ejemplo para lo que quiso significar porque es un desconocimiento de la realidad".

El Gobernador de Nariño insistió en que "esa es una protesta social que no ha tenido una motivación de ningún dinero ilícito, sino que es una protesta legítima y eso ocurre en el territorio”.

Más enMindefensa, a responder en el Congreso por afirmaciones sobre protesta social 

Acotó que el tema es muy complejo, porque en Nariño hay 50 mil familias que han estado dispuestas a la sustitución de cultivos y el gobierno nacional no les ha cumplido.

Ellos han hecho protestas que tienen un sentido lógico cuando se afecta su territorio mediante la erradicación como se ha dado allí. Hay intereses de muchos actores, pero también de las familias que han vivido durante muchos años de la coca”, señaló.

Conocer el territorio

Romero indicó que está de acuerdo con el presidente Iván Duque y el ministro Guillermo Botero, que hay que acabar con los cultivos ilícitos.

“El gran debate está en cómo vamos a acabar con esos cultivos y ahí es donde nos distanciamos muchísimo, con la perspectiva del ministro que hace declaraciones  que son adecuadas para el sector privado, para lo que antes hacía, que para el sector público", explicó.

Insistió en que "me parecen muy complejas porque hay que conocer la realidad más allá del escritorio, hay que conocer el territorio, no solo hacer diagnósticos desde Bogotá sino conocer la realidad en los territorios”.

Acotó que las fumigaciones con glifosato, como anunció Botero, no son la solución. “Nos van a poner otro problema en el departamento de Nariño de salubridad, ambiental y en todo sentido, y no van a resolver de fondo el problema del narcotráfico porque las familias se van a ir para otro lugar para volver a sembrar”, precisó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.