Tras la toma por parte de las comunidades indígenas u'wa a la planta gasífera de Gibraltar en Norte de Santander, Ecopetrol emitió una alerta sobre un riesgo operativo en este complejo para los manifestantes.


Según indicó la petrolera se puso en conocimiento de las autoridades, los ocupantes y el público en general, "que las instalaciones se encuentran en alto riesgo operativo".


Ecopetrol hizo un llamado a la comunidad u'wa para que desaloje la planta a la mayor brevedad.


"Mientras esto sucede, es preciso que los ocupantes faciliten el control de las instalaciones, lo cual incluye el drenado de líquidos, despresurización de las facilidades de la planta y desenergización de la misma, con el fin de disminuir los riesgos generados por la presencia de personal no autorizado", señaló la petrolera.


La compañía propuso la presencia de un equipo mínimo capacitado para prevenir incidentes que puedan poner en riesgo la vida y la integridad de los ocupantes de la planta, así como la integridad de las instalaciones.


Una comisión integrada por el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar, la Defensoría del Pueblo del mismo departamento, con el acompañamiento de las Fuerzas Militares y de Policía, hizo presencia en el lugar con el fin de establecer un diálogo con la comunidad u'wa.


Ecopetrol sostuvo que ha cumplido con los compromisos adquiridos, tales como la suspensión de la perforación del Pozo Exploratorio Magallanes y el enterramiento de un tramo del oleoducto Caño Limón Coveñas en el sector la China, hasta donde la comunidad u´wa lo ha permitido.


Ecopetrol manifestó que espera que el Gobierno "llegue a un pronto acuerdo con la comunidad indígena u’wa, que conduzca al desalojo de las instalaciones indebidamente ocupadas por dicha comunidad".


Los bloqueos y la toma de las instalaciones de la planta de gas de Gibraltar completa de más de 50 días por parte de estas comunidades que están exigiendo los derechos ancestrales a estos territorios.