Foto referencial de archivo

Defensa dice que este caso se trata de un falso positivo judicial y la familia pide investigación rigurosa.   El gobierno de los Estados Unidos retiró el pedido de extradición de Roque Caballero Caballero, pimpinero de Cucutá, quien fue detenido señalado de sostener supuestos nexos con grandes carteles del narcotráfico que enviaban más de 50 toneladas de cocaína a Nueva York, Estados Unidos. De acuerdo con Nury López, abogada de Caballero, este caso es un falso positivo judicial en el que se le acusa del lavado de más de 15 millones de dólares. La defensa señaló que en su momento la Corte Suprema de Justicia aceptó estudiar el entorno socio-económico familiar y de arraigo con el fin de establecer si se cumplía o no con un perfil criminal como lo es el de un narcotraficante. Víctor Manuel Caballero, hijo de Roque Caballero, dijo que las autoridades tanto internacionales como colombianas deberían investigar muy bien los hechos antes de detener a personas que no tienen ningún tipo de conexión con la delincuencia. Por este caso, también se encuentra detenido Yurguen Álvarez, mecánico de Cúcuta, sindicado de integrar la misma organización de tráfico de estupefacientes. Hace unas semanas los familiares y amigos de Caballero y Álvarez adelantaron un plantón a las afueras del búnker de la Fiscalía para reclamar que los dejen en libertad, luego de haber sido capturados por narcotráfico al considerar que sus detenciones son un error judicial.