Foto: Cortesía Dirección Territorial de Salud de Caldas

La Dirección Territorial de Salud de Caldas, decomisó en dos droguerías del municipio de Samaná al oriente de Caldas, 201 medicamentos fraudulentos. El propósito con estos operativos en los establecimientos farmacéuticos es regular la comercialización de medicamentos y evitar la venta de productos fraudulentos, que atentan contra la salud de los caldenses. A pesar del hallazgo, el balance es positivo, pues la mayoría de establecimientos cumplen a cabalidad las normas y parámetros legales para el expendio de medicamentos. “Entre lo decomisado hay suplementos dietarios, fitoterapéuticos, homeopáticos, alimentos con indicaciones terapéuticas. En el caso de productos farmacéuticos se encontraron grajeas, jarabes, soluciones de muy baja calidad con registros sanitarios vencidos o inexistentes” explicó el coordinador del Área de Medicamentos, Gilberto Jiménez Jaramillo. La Territorial adelanta de manera frecuente actividades de inspección y capacita a los vendedores para que conozcan los riesgos de los productos fraudulentos. Además, para que aprendan a reconocer unidades falsificadas. Se insiste a la comunicad en que sospeche de productos con empaques desgastados, con fotografías raras e imágenes religiosas. También para que busquen lugares con buenas condiciones higiénico-sanitarias a la hora de adquirir sus medicamentos. Así evitan  complicaciones en la salud.