Foto: RCN Armenia

Crece la preocupación entre los comerciantes de la Central Mayorista de Armenia, MERCAR, y el posible desabastecimiento de alimentos perecederos por cuenta del paro agrario y de los transportadores de carga. Por ahora reportan incrementos en los precios de productos como la papa y la cebolla.

Según el reporte, el bulto de papa que se conseguía entre 80 y 90 mil pesos hace algunas semanas, hoy no baja de los 110 mil pesos; de no mejorar la situación podrían presentarse alzas más fuertes advirtieron los comerciantes.

Jefferson Roa, comerciante al por mayor en MERCAR,  indicó que muchos conductores de vehículos de carga han tenido dificultades para llegar hasta las centrales de abasto, situación que según él, puede empeorar si no se soluciona nada con el gobierno nacional.

Por ahora hay tranquilidad entre los comerciantes de alimentos perecederos, pero existe una gran incertidumbre frente a lo que pueda pasar en los próximos días en el país.

Por su parte los transportadores de carga del Quindío siguen a la expectativa frente al paro nacional. Algunos conductores de tracto camión aseguraron que luego de varios años de negociaciones con el gobierno nacional, no se han visto soluciones a las problemáticas que viven los integrantes de este gremio.

Líderes de este sector en el departamento están definiendo cuales serían las acciones a seguir y si convocan a una movilización regional y a un cese de actividades.