Cargando contenido

La emergencia dejó a otras cinco personas con problemas de salud.

Anciana
Es importante identificar a las mujeres con una menopausia temprana, para reducir el riesgo de una enfermedad cardiovascular.
Ingimage

La directora de la Unidad de Gestión del Riesgo de la capital de Caldas, Alexa Morales entregó un balance sobre las consecuencias de la conflagración que se presentó en el barrio Sierra Morena de Manizales el miércoles 19 de febrero, sobre el medio día.

Narró con tristeza que lamentablemente la emergencia dejó una persona muerta. Se trata de una señora de 81 años de edad, identificada como María Elena Hurtado, quien estaba en condición de discapacidad y murió calcinada en su humilde vivienda.

El incendio, cuyas causas están por establecerse, dejó once viviendas totalmente destruidas y cinco más con riesgo de colapso, por lo que fueron evacuadas preventivamente.

Leer más: Abuelo murió tras incendio en Manizales esperando su vivienda gratis

Agregó que son 81 las personas damnificadas que integran unos 20 núcleos familiares, de las cuales cinco personas resultaron afectadas en su salud.

La Unidad de Gestión del Riesgo, a través del cuerpo oficial de bomberos y las unidades de socorro como BYR, GER, Defensa Civil y otros, atendieron la emergencia que se registró sobre las 11:30 de la mañana en el barrio que está en la parte inferior del Centro Comercial Fundadores en la comuna San José.

Alexa Morales, jefe de Gestión del Riesgo, explicó que la conflagración se controló dos horas después y que las víctimas recibieron acompañamiento y atención.

Leer más: Explosión en Manizales deja varias viviendas afectadas

Los vecinos están consternados por la forma como murió doña María Elena, dijo entre tanto el presidente de la Junta de Acción Comunal del sector, Héctor Gómez.

"La señora estaba solita porque su hijo con el que vive, se encontraba trabajando. Ella no se podía mover por un problema en su salud y desafortunadamente, ante la angustia y el revuelo generados en la emergencia, no hubo quien se acordara de ella y poderla salvar. Fue muy duro después de ver su vivienda totalmente destruida, saber que murió ahí".

Por su parte, el alcalde Carlos Mario Marín, quien hizo presencia en el lugar, expresó su sentimiento de dolor por lo que ocurrió y anunció su acompañamiento de la administración municipal.

Dijo que desde este 20 de febrero se les entrega a las familias damnificadas recursos a manera de subsidios para el papo de arrendamientos durante tres meses.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido