Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Abusado por sacerdote caldense, apeló decisión de la justicia

El representante jurídico de un joven que fue abusado sexualmente por un sacerdote del departamento de Caldas, apeló la decisión de un juzgado, que condenó a la Arquidiócesis de Manizales, a pagarle por perjuicios la suma de 26 millones de pesos, cuando sus pretensiones, eran de 400 millones de pesos, como mínimo.

Foto: Tomada de la página de la Arquidiócesis de Manizales

El representante jurídico  de un joven que fue abusado sexualmente por un sacerdote del departamento de Caldas, apeló la decisión de un juzgado, que condenó a la Arquidiócesis de Manizales, a pagarle por perjuicios la suma de 26 millones de pesos, cuando sus pretensiones, eran de 400 millones de pesos, como mínimo.

El Juzgado Tercero Civil del Circuito de la capital de Caldas, condenó a la Arquidiócesis de Manizales, a pagar una suma de 26 millones de pesos a un joven que fue abusado por un sacerdote, mientras prestaba los servicios de acólito en la parroquia La Inmaculada de la capital caldense.

El abogado demandante, apeló la decisión del juez, ya que sus pretensiones eran otras y lo lo ordenado por el Juzgado, no lo satisfizo.


El jurista consideró que la suma a pagar a su defendido es de 400 millones de pesos, como quiera que los hechos ocurrieron en el interior de la parroquia Nuestra Señora La Inmaculada, ubicada en el Parque Caldas, centro de Manizales y que como producto de esa situación aberrante, la víctima quedó con severas afectaciones sicológicas.

La apelación será resuelta próximamente, por el Tribunal Superior de Manizales, Sala Civil de Familia.

Hechos:

El Juez Séptimo Penal del Circuito de la capital de Caldas, condenó a 64 meses de cárcel al Sacerdote manizaleño Fabio Isaza Isaza, por el delito de acto sexual abusivo en un joven con una discapacidad mental. Durante el juicio se conoció que cuando un joven con retardo mental, en el confesionario le solicitó una asesoría espiritual al admitir problemas de masturbación, el religioso de 57 años, lo llevó al cuarto de la casa cural y le practicó actos obcenos.

No obstante que los hechos ocurrieron en el 2007, la familia de la víctima denunció penalmente, esperanzada en una decisión ejemplar del entonces arzobispo de Manizales, Monseñor Fabio Betancurt Tirado quien le prometió que comunicaría la conducta a la santa sede, lo que nunca se dio.

Durante el juicio se conocieron otros testimonios de varios acólitos quienes trabajaron para el presbítero como monaguillos y quienes habrían corrido la misma suerte, lo que obligó al representante de la Procuraduría a solicitar la apertura de nuevas investigaciones en su contra, sin embargo, no fue aceptada por el Juez Séptimo Penal del Circuito César Julio Zapata Zuleta, quien argumentó que para la época de las presuntas conductas punibles, los afectados eran mayores de 14 años.

El Padre Fabio Isaza Isaza, quien se desempeñó como párroco en los municipios de Villamaría, Pácora y en Manizales en la Inmaculada Concepción, estuvo recluido en la cárcel de la capital de Caldas, cuando se dio el sentido del fallo de carácter condenatorio.