Cargando contenido

Uno de los abogados del alcalde señaló que se falsificó el sentido del fallo y firmas de los magistrados

El abogado Iván Giraldo, integrante del equipo de juristas que llevó a cabo la defensa ante el Consejo de Estado del caso del alcalde de Pereira, Juan Pablo Gallo Maya, por pérdida de investidura que solicitaban los demandantes, reveló que se estudia la posibilidad de entablar una demanda contra una persona indeterminada por la falsificación del fallo de la alta corte que pusieron a rodar en redes sociales.

En dicho fallo, en el cual supuestamente el mandatario perdía su investidura, cuando el fallo, que el fin de semana aún no había salido oficialmente, determinaba todo lo contrario.

“Llegamos a la conclusión que lo debemos de hacer. Le recomendamos al alcalde como parte interesada, que si tramitábamos ante la Fiscalía la denuncia correspondiente, ya que esta entidad dispone de los medios técnicos y humanos idóneos para tratar de establecer quiénes son los responsables de la circulación de esos documentos que pretendían causar le daño al alcalde y a la ciudad”, precisó Giraldo.

Además, el abogado del mandatario local destacó que este tema toma más fuerza, toda vez que se falsificó el sentido del fallo y las firmas de los magistrados, lo cual se constituye en un delito contra esta Corte de cierre y sus integrantes, situación que generó una alerta en el Consejo de Estado.

-Contexto-

El jueves anterior, el Consejo de Estado tomó una decisión sobre el caso de pérdida de investidura del alcalde de Pereira, cuya publicación del fallo se acordó que se haría hasta el lunes después de elecciones.

Sin embargo, desde el viernes en la noche y durante todo el fin de semana circularon varias versiones especulativas del tema, entre ellas, unas fotos del “fallo” en el que se decía que Gallo Maya había sido despojado de su investidura y que el Gobernador de Risaralda debía seleccionar su reemplazo, facsímil en el cual quedó evidenciada la falsificación del contenido del fallo y las firmas de los magistrados.

Los demandantes estaban pidiendo la pérdida de investidura del alcalde, ya que a juicio de esta parte, había cometido una falta al participar en la elección del Contralor de Pereira cuando se desempeñaba como concejal de la ciudad, a sabiendas que tenía un proceso abierto en su contra por hechos que supuestamente habrían ocurrido cuando se desempeñaba como director de Tránsito Municipal.

En este sentido, la defensa logró demostrar que los hechos imputados a Gallo como Director de Tránsito habían ocurrido en una época en la que aún no había llegado a dicho cargo. Sin embargo, en el fallo del Consejo de Estado los magistrados declaran “que en la acción de pérdida de investidura de la referencia, se ha configurado caducidad sobreviniente, por el fenómeno de aplicación forzosa del principio de favorabilidad”.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido