Hoy en horas de la mañana varios ciudadanos en el municipio de Santa Rosa de Cabal rechazaron la forma en la cual operarios de Empocabal abrieron uno de los hidrantes localizados en la carrera 15 con calle 11 de esta localidad, a un costado del comando de bomberos, y derrocharon agua por varios minutos lo que desde luego generó polémica. " Hay una cuadra en la que se están realizando trabajos de mantenimiento, pero el agua no se fue y quedó dentro de la tubería  esto ocasionó una inundación parcial en una vivienda, por tal razón tuvimos que abrir el hidrante para que no hacer más el daño en  esta casa. Desde luego que tenemos un compromiso en el cuidado del líquido", dijo el alcalde Henry Arias. El mandatario aseguró que se trató de una medida de contingencia para evitar un daño mayor. A raíz de lo ocurrido, el burgomaestre dijo que su administración está comprometida con el uso racional del agua y espera que esta situación no se repita.