Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Los agresores se comunicaron cuatro días después de los hechos para disculparse.
Cortesía: Luz Edith Trejos

Lo que comenzó como un amistoso partido de fútbol en el corregimiento San Clemente, en el municipio de Guática, jurisdicción del departamento de Risaralda, terminó con la brutal agresión a la juez del encuentro Luz Edith Trejos Colorado, por una falta que ameritó una tarjeta roja para uno de los deportistas.

La reacción del jugador no fue otra que emprenderla contra la mujer, quien lleva más de 20 años en el campo deportivo y que según su relato, era la primera vez que le ocurría tal acto de intolerancia.

Le puede interesar: Mujer agredida por su pareja con un hacha recibe apoyo del Distrito

“El pasado 18 de octubre se adelantaba uno de los partidos del torneo de la Tierra Fría entre los equipos del Tabor y San Clemente, estaba dirigiendo el partido y en una expulsión a uno de los jugadores por acumulación de faltas, éste se niega a abandonar la cancha, y me dice que si soy tan berraca que lo saque, le indiqué que tenía 30 segundos para hacerlo o de lo contrario me retiraría yo, como lo dice el reglamento”, dijo Trejos Colorado.

A pesar de este llamado y de las recomendaciones dadas por la juez, el hombre se resiste a abandonar el campo y comienza la agresión contra la árbitra, en donde según ella, lo hizo como si se enfrentará con un hombre más.

Leer también:  Sancionan a hincha que agredió a juez de línea en partido Once Caldas-Rionegro

“Los compañeros le dicen que se retire y a él no le gusta, se quita la camiseta la empuña en su mano derecha y comienza a agredirme con palabras soeces y con patadas y puños, por lo que sus compañeros intervienen y lo alejan para evitar que continúe golpeándome, cuando yo me retiro de las personas, veo que otra que es compañero del agresor, llega por la espalda y también me agrede rayandome la cara con un elemento”, expresó la víctima.

La experimentada árbitra perteneciente al Colegio de Árbitros de la Federación Colombia de Fútbol, agradeció la colaboración de los demás jugadores de ambos equipos, porque evitaron que los agresores la lastimaran más, pues una vez la apartaron de estas personas, tuvo que abandonar el corregimiento donde se adelantaba el compromiso futbolístico. 

“Yo en el momento estaba desconcertada, me sentía vulnerable y muy atemorizada, porque eran dos hombres que me podían hacer mucho daño, abordé el primer carro que pasa y en medio del recorrido, las personas me dicen que mi cuello está sangrando, motivo por el cual, llegó al hospital donde me dan dos días de incapacidad por la lesión” indicó.

Leer más: Discriminación de género, clasismo y racismo agrava violencia contra mujeres en Colombia

Finalmente, manifestó que los clubes no se pronunciaron por el actuar de los jugadores, motivo por el cual, acudió a la denuncia para que se logre la sanción correspondiente, a pesar de que a última hora, los implicados ofrecieron disculpas por lo ocurrido.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.