Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Chimpancés Ukumarí
Los animales espacaron
Ukumarí

Después de cinco meses del sacrificio de Chita y Pancho, los dos chimpancés que escaparon del Bioparque Ukumarí el pasado 23 de julio, se llevó a cabo audiencia de los dos militares del Batallón San Mateo y el patrullero de la Policía Metropolitana de Pereira, quienes dispararon en contra de los dos primates.  

Esta audiencia fue realizada en la jurisdicción Penal Militar, donde un fiscal solicitó la preclusión del caso argumentando que lo ocurrido está amparado por el protocolo internacional, teniendo en cuenta que estaba en peligro la vida de varias personas y por ello no se cometió el delito de maltrato animal. 

En la audiencia, el fiscal dio a conocer detalles sobre cómo ocurrieron los hechos, demostrando que la vida de los trabajadores del Bioparque Ukumarí estuvo en peligro y por ello se activó el código rojo y luego el código negro, según el protocolo. 

Lea también: Investigan la masacre de tres personas en Casanare

"En el instante en que Chita se dirigió hacia el personal de cuidadores y veterinarios que allí se encontraban, poniéndolos en peligro inminente de ataque, el soldado disparó. Cuando fue encontrado Pancho, atacó inmediatamente a su cuidador, lo que motivó al patrullero a accionar su arma de fuego, procediendo Pancho herido, a dirigirse hacia el sargento segundo, por lo que este le disparó”, son algunos de los apartes que el fiscal narró en audiencia

Dentro del material probatorio que presentó el ente acusador, también están las entrevistas a los expertos del Bioparque Ukumarí, quienes manifestaron la peligrosidad y actitud de Pancho y Chita, aduciendo que eran volátiles y muy agresivos. 

El juez de la Justicia Penal Militar, después de analizar la evidencia que entregó, el fiscal concluyó que se debe precluir el caso, pues hubo un estado de necesidad justificante en estos hechos. 

Le puede interesar: Invierno en Quindío deja emergencias por inundaciones y deslizamientos

“Hubo un riesgo permitido, por los protocolos de seguridad en caso de fuga de animales, sobre todo de este tipo, los miembros de la Fuerza Pública estaban facultados para actuar de esa forma y no de otra, pues prima la vida del ser humano”, fueron algunos de los señalamientos del Juez. 

¿Qué pasó?

Cabe recordar que los hechos se registraron el pasado domingo 23 de julio, luego de que el Bioparque Ukumarí confirmara que los primates habían escapado, y solicitó a la comunidad permanecer en sus casas y evitar hacer contacto con los chimpancés, pues podrían reaccionar de forma agresiva.  

Durante toda la noche, el equipo de profesionales en compañía de la Policía Nacional, Cuerpo de Bomberos y Ejército Nacional, buscaron al animal que había sido visto en Parque Consotá. 

En la mañana del lunes 24 de julio, el Bioparque dio a conocer que tuvieron que sacrificar a los chimpancés. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.