Cargando contenido

Personal especializado se encuentra haciendo una revisión exhaustiva de todo el sistema.

Agua potable
Foto: RCN Radio Armenia

Especialistas de las Empresas Públicas de Armenia, EPA, recomendaron suspender el servicio de acueducto en toda la capital quindiana, ante la alteración registrada del agua potable que llega a cada uno de los predios del municipio.

Los ingenieros y operarios de la entidad se encuentran desde la noche de este lunes haciendo una revisión exhaustiva de todo el sistema para poder identificar las causas reales de la contingencia que tiene afectadas a más de 300.000 personas en esta localidad.

El gerente de EPA, Gonzalo García Rivera, indicó que, al parecer, se trataría de un hidrocarburo que habría caído a la planta y que generó fuertes olores, lo que llamó la atención de los ingenieros.

Le puede interesar: Gran susto y evacuación tras fuerte sismo que sacudió centro y sur del país

“Es una decisión difícil pero lo hacemos por prevención, como medida de protección a la salud pública. Nuestros ingenieros están trabajando desde anoche y esperamos tener una respuesta precisa en las próximas horas”, expresó el gerente de Empresas Públicas de Armenia, Gonzalo García Rivera.

Luego de hacerse un monitoreo por parte de la empresa a los índices de potabilidad del agua, se confirmó que se presentaron alteraciones en la calidad del líquido, luego de que se recibieran varios reportes técnicos en el transcurso del día lunes.

De esa manera se determinó suspender la captación de agua de la bocatoma ubicada en la vereda El Agrado y se están realizando revisiones detalladas de la línea de conducción desde el sector conocido como Chagualá hasta la planta de tratamiento.

El personal operativo y especializado de Empresas Públicas de Armenia se encuentra trabajando en la contingencia de manera indefinida, con el propósito de reducir el impacto y poder restablecer el servicio en el menor tiempo posible.

Se espera que en horas de la mañana de este martes se esté solucionando la dificultad y poder entregar información precisa de qué provocó la dificultad.

Lea También: San Andrés, la Colombia que sobrevive sin agua potable

El objetivo de la suspensión es poder entregar desde EPA un líquido de alta calidad, por el momento se pide a la comunidad hacer un uso racional del agua.

Por el momento se está a la espera de los resultados para definir si se activan los racionamientos y se pone en funcionamiento el plan de contingencia, que sería captar agua de dos fuentes diferentes.

Expertos en la materia siguen llamando la atención por la situación que se está presentando, las denuncias que siguen realizando por la calidad del agua y los proyectos que se están forjando para minimizar los riesgos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido