Foto/ Cortesía Andrés Felipe Velásquez

El hecho se registró en el municipio de Aranzazu, norte de Caldas, cuando al parecer las autoridades atendieron un caso de riña en el que se vieron involucradas dos personas, un menor de edad y una ya adulta, las cuales fueron conducidas a la estación de policía.

Queriendo impedir el procedimiento, quienes los acompañaban en ese momento llegaron a la estación de policía, y con palos, piedras y otros elementos contundentes atacaron a los uniformados que se encontraban en el lugar, al igual que a la infraestructura de la estación, y la patrulla que estaba estacionada en la calle.

El informe del comandante de seguridad ciudadana del departamento de policía en Caldas, Teniente Coronel Francisco Arias, indica “en el municipio de Aranzazu al rededor de la 1:30 de la mañana, atendimos un caso de riña de jóvenes que estaban con un alto grado de alicoramiento y bastante exaltación, es así como estos jóvenes en una demostración de intolerancia y por el alto consumo de licor es que agreden a los policías”

Por su parte los uniformados se recuperan satisfactoriamente en centros médicos, mientras las autoridades están el proceso de análisis de los daños y las lesiones que sufrieron los policías adscritos a la estación de policía de ese municipio.