Cargando contenido

Tradicionalmente el cogollo de la Palma de Cera del Quindío era utilizado para la procesión del Domingo de Ramos.

Quieren evitar que el cogollo sea utilizado durante el Domingo de Ramos
Autoridades ambientales trabajan para evitar que una especia que está amenazada se vea afectada durante las celebraciones religiosas de cara a la Semana Santa.
Foto: Fernando Andrés Tobón

Aunque el uso del cogollo de la Palma de Cera para la Semana Santa ha disminuido considerablemente, las autoridades ambientales mantienen los dispositivos de seguridad y control, principalmente en el municipio de Salento en el Valle de Cocora, para evitar que esta especie sea utilizada en la celebración religiosa.

El director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ) José Manuel Cortés, señaló que hasta el momento no se han presentado incautaciones, pero que se mantienen los puntos de control en el sector conocido como La Playa y por las zonas conocidas como 'La Truchera' y 'El Planchón', con el propósito de vigilar la actividad en esa zona en esta temporada.

Le puede interesar: Investigan asesinato de líder indígena en Riosucio, Chocó

“Podemos dar tranquilidad a la población del Quindío y de todo el país, que no se ha generado ningún tipo de impacto ambiental por extracción del cogollo de la Palma de Cera”, precisó el director de la autoridad ambiental.

Igualmente se creó un corredor en un trabajo articulado entre las Corporaciones Autónomas de Caldas, Quindío, Cundinamarca y Risaralda, que permitirá salvaguardar las especies de Palma de Cera, Palma Boba y Palma de Vino durante la Semana Santa.

"Tenemos una gran afluencia de visitantes que estarán visitando nuestro municipio, pero hemos visto mayor conciencia por el cuidado de este paraje natural y sus especies de fauna y flora”, así lo expresó el alcalde de Salento Juan Miguel Galvis Bedoya.

Lea también: Aumentan controles contra alza de tarifas y publicidad engañosa en Semana Santa

Por su parte, la jefe de la Policía Ambiental, mayor Paula Ortiz, señaló que el tráfico de Palma de Cera se ha reducido en un 95% en los últimos años, lo que consideró que es un avance importante frente a la protección de esta especie.

"Con un trabajo de concientización en los municipios se ha logrado que la utilización de esta especie para el Domingo de Ramos se haya reducido considerablemente, además, que los controles seguirán para acabar con esta práctica”, señaló la oficial.

De igual manera, la jefe de la Policía Ambiental señaló que el tráfico de la fauna silvestre se ha reducido en un 56%, y que muchas personas siguen cazando especies como la tortuga hicotea y las iguanas para el consumo durante ésta época.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido