Cargando contenido

Los más recientes casos se presentaron esta semana, con dos docentes del resguardo Embera Chamí de Pueblo Rico.

Amenazas
Archivo Referencia

El secretario general del Consejo Regional Indígena de Risaralda, Ancizar Hiupa, denunció en RCN Radio que sigue en ascenso la cifra de líderes amenazados en este departamento y pidió acciones urgente de las autoridades.

Explicó que recientemente dos miembros del resguardo Unificado Chamí de Pueblo Rico fueron intimidados por hombres, que presuntamente habrían llegado uniformados y armados hasta sus viviendas.

Según Hiupa, los amenazados fueron identificados como José Ever Arce Watiqui y su hermano Nicolás Arce Watiqui, residentes en la vereda La Palmita y docentes de la institución educativa del sector.

Vea ademásAdjudicación del Fondo Ganadero no se hizo a dedo, asegura MinAgricultura

“Estas denuncias ya han sido presentadas en tres ocasiones y las autoridades competentes han hecho caso omiso; preocupa que esta semana algunos insurgentes armados se acercaron al resguardo y dijeron que estaban buscando a dos docentes”, precisó Hiupa.

El Secretario General del CRIR indicó que la situación ya fue puesta en conocimiento de la Personería del Municipio de Pueblo Rico, esperando que se realice una reunión en la ciudad de Pereira con los líderes de otros resguardos.

Estas personas buscan sentar una voz de protesta conjunta, por la falta de atención que ha tenido la Gobernación de Risaralda ante las recientes amenazas de las que han sido víctimas y ante la falta de respuestas y resultados por parte de las autoridades judiciales.

“Dicen que era con armas de largo alcance y uniformados, por eso la autoridad mayor del resguardo unificado está realizando la investigación pertinente, para establecer de dónde vienen las amenazas a estos otros docentes indígenas”, precisó Hiupa.

Vea tambiénReportan mortandad de peces en túnel de descarga de Hidroituango

El líder indígena reiteró que hay molestia desde el Consejo Regional Indígena de Risaralda porque a los voceros se les negó el ingreso al Consejo de Seguridad Departamental realizado esta semana, escenario en donde pretendían tratar el tema de las amenazas de las que han sido víctimas.

De acuerdo con Hiupa, hay preocupación porque las autoridades de Risaralda están subestimando las denuncias de las comunidades indígenas, las cuales temen por sus vidas, luego de recibir en varias ocasiones amenazas de muerte, cuyo listado ya subió a 19.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido