Foto: Cortesía Policía de Caldas.

La Policía Nacional entrega un parte de tranquilidad en los diferentes municipios del departamento.

El dispositivo de seguridad y acompañamiento por la institución y teniendo en cuenta los datos históricos, reflejan que en el transcurso de ese día, los hechos de intolerancia y violencia aumentan por la ingesta exagerada de licor, satisfactoriamente se informó que no hubo situaciones que lamentar.

Las autoridades en sus diferentes especialidades, estuvieron atentas durante el transcurso del día, en especial en aquellos sitios de mayor conflicto, que además, fueron reforzados por el trabajo preventivo y el diálogo directo con la comunidad.

En los sitios de comercio, parques, vías públicas y lugares de concentración masiva de público, estuvo presente evitando de alguna manera la ocurrencia de hechos delictivos.

A las líneas de emergencia 123 de los Centros Automáticos de Despacho de los municipios, registraron un total de 83 llamadas, de las cuales 57 casos fueron atendidos por las unidades policiales.