Foto: Suministrada Hospital de Pueblo Rico - Risaralda.

Las autoridades salud del municipio de Pueblo Rico en Risaralda se encuentran en alerta por el elevado número de indígenas desplazados que están llegando al municipio con enfermedades. María Eugenia Leal, gerente del hospital San Rafael de Pueblo Rico, reveló que a raiz del desplazamiento indígena hacia las cabeceras del municipio y del corregimiento de Santa Cecilia en Risaralda, límites con el Chocó, hasta el momento han sido atendidas por personal médico de la institución al rededor de 40 personas, de las 235 que han llegado a la localidad huyendo del asedio de los grupos armados ilegales. Los casos más relevantes de atención médica obedecen a la deshidratación que presentan las comunidades, después de marchar por varias horas hacia los centros poblados en RIsaralda. El caso más relevante es el de una niña de 10 años, por cuyo complicado cuadro de deshidratación tuvo que ser internada. El hospital de Pueblo Rico tiene activado todos los protocolos de atención médica ante la llegada de más pacientes de estas comunidades al centro asistencial, entre tanto que también envío a Santa Cecilia y Guarato equipos intramurales para atender a las comunidades indígenas.