Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Por ahora se conoce que es solo un animal el que está contagiado por la enfermedad
El ICA adelanta un trabajo de rastreo con un equipo de más de 20 personas, que se encuentran adelantando trabajo de campo con trampas y otros elementos, para poder identificar otros posible casos y hacer el respectivo seguimiento.
Foto: RCN Radio

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) seccional Quindío, identificó un caso positivo de rabia en Armenia de origen silvestre, que fue detectado en un bovino.

El gerente de la entidad en este departamento, Jorge Hernán García Sierra, indicó que se trata de un caso por mordedura de murciélago hematófago en la rivera del Río Quindío, por lo que están encendidas todas las alarmas.

García Sierra señaló que se adelanta un trabajo de prevención articulado con las autoridades de cada municipio, principalmente en los lugares donde se moviliza la especie transmisora, ya que puede afectar a mamíferos tanto silvestres como domésticos.

Le puede interesar: En imágenes: Un oso perezoso es rescatado de una casa al sur de Bogotá

“Desde el ICA se está trabajando coordinadamente con las entidades municipales y departamentales de salud, en donde establecieron las medidas conjuntas para la vigilancia de este foco, actividades que iniciaron en el mes de noviembre del presente año”, señaló el gerente del ICA en el Quindío.

Jorge Hernán García indicó que “se insta a los productores quindianos a que notifiquen al ICA cualquier signo neurológico compatible con la enfermedad y mordeduras recientes por murciélago hematófago presentada en sus animales”.

Es importante recordar que la transmisión de esta enfermedad puede afectar a bovinos, equinos, ovinos, caprinos, porcinos, caninos y felinos. 

Lea también: El petróleo se desploma por temor a la nueva variante de covid-19

Algunos de los síntomas son: incordinación, caída de párpados, rigidez en la nuca y el dorso, furia, convulsiones, parálisis, ceguera, apartamiento del animal del lote cuando es ganado, desigualdad en el diámetro de las pupilas, entre otros.

El gerente del ICA entregó un parte de tranquilidad a la población, ya que la rabia se contagia a través de la mordedura del animal que la trasmite o la saliva del afectado, por lo cual el consumo de carne y de lacteos para las personas no tiene ningún inconveniente.

El directivo de la entidad puntualizó que “las acciones de control de la población de murciélagos, solo va enfocada a las especies hematófagas y no al resto de las especies consideradas benéficas para el medio ambiente”.

El último foco de la enfermedad en el departamento se presentó en diciembre del año 2005, en la rivera del río La Vieja en el municipio de Quimbaya

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.