Según las primeras versiones, un civil le habría arrebatado el fusil a un soldado del batallón y se puso a disparar sin control; hasta el momento no hay reporte de personas heridas y el sujeto finalmente fue neutralizado por los mismos uniformados. En dialogó con RCN La Radio, el Comandante de la Octava Brigada del Ejercito en el Eje Cafetero, Coronel Germán Puentes, explicó que un hombre quiso ingresar sin identificación al Batallón y los uniformados al intentar detenerlo forcejearon con él; en ese momento el sujeto le arrebató el fusil a uno de los soldados. El hombre, aún sin identificar, salió corriendo y disparando indiscriminadamente; dicen los testigos que impactó edificaciones y establecimientos comerciales, milagrosamente no se reportaron personas heridas. Los militares emprenden la persecución y llegan hasta una panadería del sector, donde el hombre ingresó y accionó el fusil en dos oportunidades. Finalmente los soldados en compañía de la policía lograron neutralizarlo y quedó a cargo de las autoridades competentes, quienes determinarán si tenía problemas psicológicos o estaba bajo los efectos de alucinógenos. Los militares solicitaron el apoyo del CTI, para verificar que no se hubieran presentado personas heridas como consecuencia de la acción descabellada de esta persona.