El Defensor de Pueblo en Risaralda, Fredy Plaza Mañozca, aseguró que los jíbaros del microtráfico están reclutando menores de edad en los alrededores de los establecimientos educativos del departamento, para utilizarlos como instrumentos en la venta de estupefacientes dentro los colegios.



Esta modalidad utilizada por los delincuentes se ha evidenciado en establecimientos escolares de todos los municipios de Risaralda, tal como lo ha evidenciado el Ministerio Público a través de denuncias y trabajo de campo realizado con las autoridades.

Para el Defensor del Pueblo está es una situación que es de conocimiento publico en los alrededores de los planteles educativos, sin embargo, existe temor a denunciar por parte de las directivas, docentes y estudiantes, ante amenazas que han recibido para que se queden callados.

Para Plaza Mañozca, lo que está ocurriendo en los colegios del departamento es similar a lo que acontecido en las instalaciones de la Universidad Tecnológica de Pereira, donde las autoridades desmantelaron recientemente una banda dedicada a la venta de alucinógenos.

Desde la Defensoría del Pueblo hacen un llamado a los padres de familia, para que por una parte, revicen el contenido de los morrales de sus hijos, y para que por la otra, denuncien cualquier irregularidad que detecten ante las autoridades correspondientes.

En igual sentido, el Defensor Plaza llamó la atención de los organismos de Policía y de investigación, a fin de proteger a los menores de edad de las bandas delincuenciales que pretenden apoderarse de las instituciones educativas.