Cargando contenido

Los productores del grano claman al Gobierno Nacional por un salvavidas para este sector productivo.

Cafetales
RCN Radio Pereira - Osvaldo Parra

La crisis de la caficultura en Colombia ha llegado a tal extremo que mientras la institucionalidad cafetera pide al Gobierno facilidades para los créditos y pago de las deudas, los pequeños cultivadores están tumbando los palos de café para cambiar de vocación.

Ante esta coyuntura, los caficultores de Risaralda están solicitando al Gobierno Nacional que les lance un salvavidas para salir de la crisis que viven por cuenta de las cotizaciones en el mercado nacional, entre otras situaciones que los están llevando a la quiebra.

También le puede interesar: Gobierno recaudó $574.000 millones en juegos de suerte y azar en 2018

Luis Miguel Ramírez, representante de Risaralda en el Comité Directivo de la Federación Nacional de Cafeteros, manifestó que el sector no pide que les regalen recursos, pero sí que se flexibilicen las condiciones de los préstamos con la banca del país.

“Hoy los cafeteros no tenemos cómo pagar los créditos actuales y es imposible cuando tenemos una actividad que no es rentable, que los precios siguen deprimiéndose cada día más", indicó.

Este vocero gremial recordó que "el costo de los fertilizantes está en un 20% más y que las tasas de los créditos están entre un 14 y 16%, situación que hace inviable cualquier actividad económica”.

Otra noticia de interés: Plan de Desarrollo busca disminuir deudas por demandas al Estado

Desde la institucionalidad se hace este pedido: Mario Yepes, caficultor de Belén de Umbría, el municipio más productor del grano en Risaralda, reveló que ante la crisis hay propietarios de fincas que han decidido acabar con el café para sembrar otros productos.

La gente está tumbando café como un berraco y eso repercutirá en un bajonazo en la producción cafetera del departamento y el municipio, lo que va a traer son nefastas consecuencias para la economía de las familias productoras”, reiteró Yepes.

A esta difícil situación del sector caficultor se suman las desmesuradas alzas en los precios de los fertilizantes por cuenta del cierre de la empresa venezolana que distribuía los insumos agrícolas, por ser afín al régimen de Maduro.

También les afecta la desfinanciación en más de 300 mil millones de pesos del recién creado Fondo de Estabilización de los Precios del Café.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido