Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Es oriunda del municipio de Salamina en el norte de Caldas

Con regocijo recibieron los caldenses el anuncio del Vaticano sobre la beatificación, por parte del papa Francisco, de la hermana Berenice Duque.

Leer más: Papa aprueba primer paso de beatificación de colombiana María Berenice Duque

Como "un honor" calificaron los habitantes de Salamina (Caldas) la decisión del sumo pontífice de iniciar el proceso de beatificación de la monja Berenice Duque, fundadora de la comunidad La Anunciación que hace presencia en varios países.

Alejandro Naranjo, habitante de Salamina, destacó las características de bondad y de humildad de esta religiosa.

“La madre Berenice fue una mujer que durante toda su época fue demasiado ejemplar, a tal punto que sus compañeras de la comunidad La Anunciación la comparaban con la madre Teresa de Calcuta por su bondad, por su misericordia y otras virtudes”, indicó.

“La hermana Berenice se crió en zona rural de Salamina, es decir, fue una niña campesina y dicen que su espiritualidad la llevó a que se les perdiera a sus padres y cuando iban a buscarla, la encontraban en la iglesia”, dijo.

Leer más:  El papa Francisco beatificará a dos religiosos colombianos en Villavicencio

Con voz emocionada, el señor Naranjo agregó: "La monja Berenice fundó la comunidad La Anunciación el 14 de mayo de 1943 y hoy la sede aún está y funciona como una casa de peregrinación con cuatro religiosas que enseñan a los visitantes un pequeño museo con algunas de las pertenencias de la madre Berenice".

Explicó que en este lugar se pueden ver algunos de "sus atuendos, una réplica de su cama, porque la original está en Medellín y su biblia (...) es calificada por los feligreses como un lugar de profundo recogimiento e infinita paz”.

Los caldenses y particularmente los habitantes de Salamina, en el norte del departamento, creen que la beatificación de la madre Berenice (que se llamaría Ana Julia) será un hecho, ya que una de las exigencias de la Iglesia Católica es que el religioso postulado haya sido protagonista de un milagro.

Ese milagro, según narra Alejandro, lo hizo con un niño de nombre Sebastián, quien después de un accidente perdió su movilidad y no caminaba; sin embargo, su mamá se lo encomendó a la monja Berenice y después de un tiempo el menor volvió a caminar.

Le puede interesar: El sacerdote que antes de morir maldijo a Armero será beatificado

La madre Ana Julia nació en Salamina el 14 de Agosto de 1898 y murió en Medellín el 25 de julio de 1993, cuando tenía 95 años.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.