Cargando contenido

Foto: Tomada de Google.com

Caldas superó la meta que se trazó en reducción de delitos durante el 2017. El reto era disminuir el indicador en el 8% y se logró tener 12% menos hechos.

El secretario de Gobierno Departamental, Carlos Alberto Piedrahíta, resaltó los resultados, pues ocurrieron 30 homicidios menos que en el 2016, lo cual representa una reducción del 15% y posiciona a Caldas como el segundo departamento más seguro después de Boyacá.

“En el puente festivo de año nuevo ocurrieron dos homicidios, uno en Viterbo y uno en Manizales. Tenemos un indicador de 17 homicidios por cada 100 mil habitantes, antes eran 19, lo cual representa una reducción de dos puntos porcentuales. La meta para este año es llegar a menos de 15 homicidios por cada 100 mil personas”, indicó Piedrahíta.

“En el puente festivo de año nuevo ocurrieron dos homicidios, uno en Viterbo y uno en Manizales. Tenemos un indicador de 17 homicidios por cada 100 mil habitantes, antes eran 19, lo cual representa una reducción de dos puntos porcentuales. La meta para este año es llegar a menos de 15 homicidios por cada 100 mil personas”, indicó Piedrahíta.

Para este año entre los planes da Secretaría de Gobierno departamental se destaca labores para educar a la comunidad puerta a puerta, con el fin de sensibilizar a los caldenses sobre la importancia de una mejor convivencia y de la tolerancia cuando consumen bebidas alcohólicas.

A los positivos resultados frente a delincuencia común se suman cero hechos de delitos como el secuestro, extorsión y subversión, lo que confirma que Caldas avanza en el posconflicto.

Boyacá es el primer departamento con menos asesinatos. La tasa es de 8 homicidios por cada 100 mil habitantes.