Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Regalaron sus productos agrícolas en la Plaza de Bolivar de Armenia
Foto: RCN Radio Armenia

Representantes de Dignidad Cafetera se reunieron este lunes en la Plaza de Bolívar de Armenia, donde llamaron de nuevo la atención del Gobierno Nacional y la institucionalidad cafetera, según sus peticiones, porque no aguantan más la situación económica que enfrentan.

Carlos Arturo Pulido Carvajal, campesino del municipio de Calarcá, dijo que "me le duele ver en lo que se ha convertido el campo colombiano en general, donde los cultivadores pasaron de ser protagonistas a rogar por el apoyo del Estado".

Fernando Muñoz Sánchez, caficultor de la vereda Chagualá de la Villa del Cacique, explicó que "pese a los gastos y al esfuerzo que nos conlleva cultivar, optamos hoy por regalar los productos agrícolas que cultivamos".

Los manifestantes indicaron que otra preocupación es que no hay relevo generacional en el campo, porque este sector de la economía dejó de ser motivante para las nuevas generaciones y los jóvenes se están trasladando hacia las grandes capitales.

Dimas Alberto Arias, representante de Dignidad Cafetera en el Quindío expresó, “esto es un mensaje que también le enviamos al resto de caficultores del país que no están participando en la protesta, para que se sumen a un justo clamor y a una exigencia para que exista un cambio en la política agrícola colombiana”.

“En este momento nos están condenando a desaparecer a los campesinos y a regalar nuestros productos, ya que nos cuesta menos entregarlos de manera gratuita, que salir a venderlos”, señaló el líder gremial.

Dimas Arias explicó que todo lo que está ocurriendo en el campo influye en que los productos agropecuarios no tengan valor y que el precio de la arroba de café esté por debajo de los $70.000.

Los líderes gremiales señalaron que no se justifica que se tenga que seguir vendiendo a las multinacionales la libra de café por debajo de un dólar, cuando están produciendo a pérdida y a nivel internacional se cobran precios muy altos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.