Archivo Referencial

Expertos advierten que estos casos de menores de edad involucradas en situaciones de violencia, tienen que ver con unos corredores establecidos entre tráfico, crimen y el sistema escolar.

 

El sociólogo y antropólogo Álvaro Alfonso Fernández, indicó que desde la Defensoría del Pueblo se han establecido por comunas y municipios, las actividades de alto riego para los menores de edad y que tienen que ver con la deserción escolar, el consumo de drogas y el paso a la violencia. El experto en violencia dijo que es una vergüenza que existan mínimo dos casos similares en el Quindío, que no hayan sido esclarecidos.

 

El profesor Fernández manifestó que los organismos de investigación y la Policía se la van a pasar desmantelando organizaciones en un gestaste circular, hasta que no se generen políticas culturales de choque donde estén incluidas las Naciones Unidas, para que los jóvenes tengan opciones de reconocimiento en actividades culturales y deportivas.