Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cerca de 100 casas destechadas en tres municipios de Risaralda dejó vendaval del sábado

Los vientos huracanados y las fuertes lluvias que cayeron en la tarde del sábado en el departamento de Risaralda generaron afectaciones por inundaciones y destechamientos de viviendas en los municipios de Marsella, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal.

Foto Suministrada: Edwar Antena de los Andes Santa Rosa de Cabal



Los vientos huracanados y las fuertes lluvias que cayeron en la tarde del sábado en el departamento de Risaralda generaron afectaciones por inundaciones y destechamientos de viviendas en los municipios de Marsella, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal.

Sólo en este último municipio, que recibió la peor parte del vendaval, se reportó la atención de 70 emergencias entre inundaciones en dos barrios, destechamientos de edificaciones, y varios árboles y postes de la energía eléctrica que cayeron sobre viviendas y vías.

Según César Giraldo del Cuerpo de Bomberos de Santa Rosa de Cabal, los barrios más afectados fueron Unidos del Sur, La Hermosa, un centro comercial del centro de la ciudad y otras viviendas en asentamientos subnormales.

De acuerdo con las primeras cuentas de la Directora de la Unidad de Gestión del Riesgo de Risaralda, Diana Carolina Ramírez, hasta el momento son 55 viviendas destechadas las que se registran en esta localidad del nororiente del departamento.

Los organismos de socorro adelantan los respectivos censos en cada una de las localidades afectadas por las lluvias en Risaralda, y las primeras cifras indican que son casi 100 las viviendas afectadas hasta el momento en los cascos urbanos de los tres municipios, entre las cuales, también se cuentan 39 en Dosquebradas y una en Marsella.

El Director de la Defensa Civil en Risaralda, Alfredo Muñoz, señaló que el censo de viviendas afectadas podría aumentar, ya que se continúan haciendo las revisiones y se esperan los datos de las zonas rurales, a tiempo que se adelantan las labores de censado de las personas damnificadas.