Cargando contenido

El abogado Benjamín Herrera denunció la situación y señaló que esta es una clara violación a la libertad de cultos.

Miércoles de ceniza
Foto: Archivo Colprensa

A tres niñas, estudiantes de un colegio privado en Pereira les prohibieron la entrada a clases porque se habían puesto en la frente la santa cruz.

En plena celebración católica del miércoles de ceniza, el abogado Benjamín Herrera denunció que en un colegio privado de la capital risaraldense, a sus tres nietas les ordenaron retirarse de la frente la señal de la santa cruz que les había sido puesta minutos antes, como condición para permitir su ingreso a las aulas de clases.

La institución argumentó que allí no se permitían estos símbolos.

El abogado Herrera se mostró indignado y señaló que esta es una clara violación a la libertad de cultos. “Mis nietas estudian en el Liceo Francés de Pereira y como es costumbre en nuestro hogar nos pusimos la señal de la cruz y mis nietas se fueron a estudiar; la niña de 13 años fue invitada a quitarse la ceniza, pero ella se negó a hacerlo, y por las otras dos menores de 8 y 9 años fueron hasta el salón para hacerles la misma advertencia”, explicó el abogado.

De acuerdo con Herrera, las dos niñas menores fueron conducidas a la rectoría del colegio y allí les dijeron que éste era un colegio laico y que por ello no se permitían los símbolos de religiones, por lo que tuvieron que ir a lavarse la cara como si hubieran cometido un pecado o una contravención.

El abogado manifestó que fue citado por las directivas de la institución educativa, donde espera unas excusas públicas, de lo contrario, no dudará en presentar una acción en contra del colegio. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido