Comerciantes y compradores coninciden en la reducción de la calidad de los productos, así como los elevados precios de algunos de estos como consecuencia del impacto del fenómeno del niño. Uno de los compradores fue Guillermo Hernández, quien señaló que su bolsillo se ha visto afectado y ha perdido clientes en su restaurante, pues con los elevados precios las raciones de alimentos han tenido que bajar. " Se ecnuentan prodiuctos costosos como la habichela, la batavia,  y uno le preguta al comerciante quien argumenta que el producto se encuentra caro", dijo Hernández. En igual sentido, los comerciantes insisten en la pérdida de calidad de algunos productos. Pese a no presentarse un desabastecimiento, hay frutas y verduras que están por las nubes , pero se espera una disminución en precios. "En este momento la arverja y la habichuela están algo caras,, no hay escases pero ya se espera rebajón de precios", dijo Juan Esteban Olarte, comerciante de la central minorista de Pereira. De otro lado, el administrador de la central minorista, Merardo González envió un parte de tranquilidad a los compradores e indicó que ya se está normalizando el flujo de mercancía y por lo tanto se espera una estabilización en los precios. " Estamos hablando que en el día de hoy algunos productos que venían del alza hoy tienen un precio agradable para que puedan coomprar, hoy el tomate que tenía un precio de 3000 pesos el kilo, ha rebajado  a 1000 pesos", dijo González.