Cargando contenido

Más del 80% de los puentes artesanales que diariamente utilizan las comunidades indígenas en Risaralda se encuentran en pésimas condiciones estructurales, generando un riesgo inminente para esta población.

Después de la tragedia en el puente artesanal en el departamento del Meta donde perdieron la vida 8 personas, las comunidades Embera Chamí y Embera Katio en Risaralda prendieron las alarmas.

"No hay mantenimiento de estas estructuras, por donde diariamente transitan los indígenas arriesgando sus vidas cientos de niños y adultos de esta población, situación que nos preocupa, porque no vemos las gestiones ni del Gobierno Nacional o Departamental", aseguró Jesús Nacavera, Gobernador Indígena de Pueblo Rico.

Explicó el líder indígena que han sido varios los casos de miembros de su comunidad en Pueblo Rico y Mistrató que han muerto ahogados al caer de estos puentes que colapsan debido a su mal estado y falta de mantenimiento.