Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Operativos contra la criminalidad.
Foto de referencia.
Cortesía: Policía Nacional

Un balance positivo en materia de seguridad entregó el Departamento de Policía de Risaralda, con relación a la noche del 31 de diciembre y el día primero de enero en esta sección del país, tras la celebración del Año Nuevo.

De acuerdo con la información suministrada por el coronel Nelson Sabala, comandante encargado de la institución, de 90 riñas que fueron atendidas, tan solo se registró un herido sin víctimas fatales.

“Un total de 90 riñas en promedio se atendieron, de esas desafortunadamente una persona salió lesionada, pero hoy día se recupera satisfactoriamente en una clínica de la ciudad de Pereira”, indicó el oficial.

Lea también: Al menos 80 riñas dejó la celebración de Año Nuevo en el Quindío

Adicionalmente, se incautaron 90 kilos de pólvora y se impusieron cinco comparendos por manipulación de dichos artefactos que, entre la noche del 31 de diciembre y el primer día del 2021, dejó siete personas quemadas en Santuario, Quinchía, Pereira y Dosquebradas, entre las que se encuentran cuatro menores de edad

En paralelo, también otras 35 personas fueron multadas por incumplir el toque de queda, el cual en todo el departamento tuvo horario extendido por 16 horas, en el marco de la celebración del año nuevo, mientras que 62 ciudadanos deberán pagar diferentes montos por desacato a otros estatutos de la ley violando así las normas de convivencia.

Captura

El comandante del Departamento de Policía de Risaralda también informó de una captura en el primer día del año, por acto sexual con menor de 14 años. 

Se trata de “un hombre de 62 años de edad que fue denunciado tras ser sorprendido tocando a su sobrina de 14 años de edad, aprovechando el momento en el que todos dormían tras las celebraciones del 31 de diciembre”, narró el coronel Sabala.

Lea también: [Video] Conductor borracho atropella a motociclista en Bello, Antioquia

Fue precisamente la madre de la menor quien alrededor de las cuatro de la madrugada, se dio cuenta de lo que dicho familiar le estaba haciendo a su hija y lo denunció de inmediato a las autoridades, a través de la línea 123, capturándolo in fraganti.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.