Imagen: Cortesía concejal César Díaz Z.

El terreno está ubicado en el barrio San Sebastián y allí se desarrollará un proyecto de 251 viviendas, con una inversión de 12 mil 500 millones, provenientes del gobierno nacional El Concejo de Manizales aprobó en segundo debate de sesiones extras este miércoles, un Proyecto de Acuerdo que le concedió autorización al alcalde Octavio Cardona León, para ceder un lote propiedad del Municipio con el propósito de adelantar allí un conjunto habitacional que pretende beneficiar a las familias damnificadas por la emergencia invernal del pasado 19 de abril. El concejal ponente de esta iniciativa de la Administración Central, César Augusto Díaz Zapata, dijo éste era básicamente un compromiso adquirido por la Administración Municipal en el sentido de entregar un lote en donde se debe desarrollar el proyecto de vivienda para quienes sufrieron las consecuencias de las lluvias atípicas de esa trágica fecha. Díaz Zapata, recordó que las soluciones habitacionales de interés prioritario fueron avaladas por el Ministerio de Vivienda y que gracias a un convenio con FONVIVIENDA y la Unidad de Gestión del Riesgo, llegarán a la ciudad recursos por cerca de 12 mil quinientos millones de pesos para su construcción. "El único compromiso de la ciudad era entregar el lote donde se levantarán las viviendas y presentar ante el Concejo el Proyecto de Acuerdo" dijo el vocero liberal, quien agregó que afortunadamente los corporados entendieron la necesidad y el compromiso que tienen con la ciudad y por ende con la comunidad que se vio afectada con esa arremetida de la naturaleza. El terreno en mención, que consta de 101 mil 692 metros cuadrados; es decir,10 hectáreas aproximadamente, está ubicado en el barrio San Sebastián, enseguida del mega-colegio, y de él se dispondrá de unos 15 mil metros cuadrados, para la construcción de 251 viviendas; el resto, 85 mil metros cuadrados (8 hectáreas), hará parte del denominado "banco de tierras" de Alcaldía, que en concepto de Díaz Zapata, mejorará tanto cualitativa como cuantitativamente, la capacidad de construcción de vivienda de interés prioritario del Municipio, con lo que se reduce su déficit de manera evidente.