El juez penal especializado de Manizales, emitió sentido de fallo condenatorio en contra de tres hombres, que serían los responsables de lazar una granada a una vivienda del municipio de Chinchiná en Caldas; en el hecho resultaron lesionados 4 integrantes de una familia, entre ellos un niño de tres años.



Los hombres conocidos con el alias de Morocho, Masato y Kevín, fueron condenados por terrorismo, lesiones personales, tentativa de homicidio y porte ilegal de armas o explosivos de uso privativo de las fuerzas armadas. El ente acusador explicó que los testimonios de los habitantes del sector, así como el material fílmico de algunas cámaras de seguridad, permitió la plena identificación de los procesados.

La hipótesis de la fiscalía está relacionada con un móvil pasional, en el que el autor material contrató a los hombres antes mencionados para que atentaran contra el actual novio de su ex pareja sentimental. Según se explicó en la audiencia, la víctima había tenido antes otro ataque.