Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Condenan al Estado a pagar 200 millones de pesos a una familia Caldense

La Sección Tercera del Consejo de Estado condenó a la Nación a través del Ejército Nacional por la imprudencia de un soldado a quien se le disparó su arma en medio de un operativo militar, causándole la muerte a un hombre en el municipio de Samaná, oriente de Caldas, a quien pretendían presentar como muerto en combate.



El Consejo de Estado de igual forma le ordenó al comandante del Ejército Nacional que dé una declaración pública y en medios de comunicación de circulación masiva, ofrezca disculpas por este hecho y reconozca que la víctima murió por la imprudencia de un uniformado, y no en medio de un enfrentamiento.

El pronunciamiento lo hizo el alto tribunal con ponencia del magistrado Ramiro Pazos Guerrero, tras la demanda de reparación instaurada por la familia del hombre muerto en el municipio de Samaná, Caldas el 31 de octubre de 2005.

Dentro de las investigaciones el Consejo de Estado encontró que tropas del Comando Fuerza de Tarea Orión durante operativos contra campamentos guerrilleros en la zona, ingresaron a la casa del civil asesinado, quien estaba junto con su familia. En medio de cuestionamientos, lo obligaron a tirarse al piso, según estableció el tribunal.

El soldado que realizaba esa labor, según los informes, disparó accidentalmente su arma de dotación durante la acción de requisa, provocándole la muerte al hombre y omitiendo los protocolos previstos por parte de las Fuerzas Militares en estos casos.

Para el Consejo de Estado esta fue una acción que constituye una clara falla en el servicio por parte del Ejército Nacional, condenándole a pagar más de 200 millones de pesos a los familiares del hombre asesinado.

Se ordenará al Ejército Nacional que dentro de los 30 días siguientes a la ejecutoria de esta sentencia, publique a su cargo en un medio escrito de amplia circulación nacional y en un medio de amplia circulación local en el departamento de Caldas, una nota en la que conste claramente que la muerte del señor no se causó en medio de un combate armado, sino que fue consecuencia de la acción imprudente de un miembro del Batallón Contraguerrilla N° 8 ‘Quimbaya’, adscrito al Comando Fuerza de Tarea de Orion“, señaló el Consejo de Estado.

El tribunal también le ordenó al comandante del Ejército Nacional que en el plazo de un mes publique una carta, disculpándose con los familiares de la víctima, en las instalaciones del comando del Ejército y en el Ministerio de Defensa, con el objetivo de recuperar la memoria y la dignidad de la víctima.