Fotografía de Andres Felipe Ceballos Riascos



Cerca de 500 conductores de Jeep Willys de Calarcá, Sevilla y Caicedonia lideraron una caravana para defender este vehículo insignia del Paisaje Cultural Cafetero.

La caravana invitó a jeeperos de todo el país que salieron de la Y de Calarcá hasta Sevilla, Valle del Cauca donde recorrieron las principales calles de esa localidad como forma de protesta para rechazar la chatarrización y los pocos beneficios que tienen estos conductores.

Los conductores de todo el país firmaron un derecho de petición que será enviado al Ministerio de Transporte donde argumentan que, el aumento del SOAT, la póliza contractual y extracontractual, la revisión técnico mecánica, la revisión bimensual, el uso del transporte informal y la falta de regulación de motocicletas ha disminuido sus posibilidades de sobrevivir, así lo argumentó Álvaro Hoyos uno de los protagonistas de la manifestación.