Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dezabala

Sigue creciendo el número de integrantes de las comunidades indígenas de Risaralda que han huido del conflicto interno con sus vecinos de los resguardos del Chocó y que a esta hora se encuentran en condición de desplazamiento en la caseta del resguardo de Bajo Gitó, de Pueblo Rico.

Autoridades indígenas de Pueblo Rico, pertenecientes a los resguardos donde están llegando las comunidades desplazadas, pidieron el apoyo de la administración departamental con alimentos y frazadas para albergar a las 915 personas que han llegado con el paso de las horas.

El gobernador del resguardo Gitó Dokabú, Arnulfo Queragama confirmó que sólo hasta terminada la tarde del miércoles llegó la primera delegación de la administración departamental y la Personería de Pueblo Rico, para verificar la situación de las familias que han salido de sus resguardos por temor a una represalia entre comunidades indígenas.

Según Queragama, estos funcionarios de la Gobernación de Risaralda llegaron sin ningún tipo de alimento o ayuda humanitaria como se había anunciado por parte del Gobernador Sigifredo Salazar, por lo cual los centenares de personas no tienen nada que comer.

“Por parte del Gobernador de Risaralda no hemos recibido ninguna ayuda hasta ahora. No hemos recibido ni un confite o una libra de azúcar para ayudar a los 915 compañeros desplazados”, aseguró el líder indígena.

El gobernador Queragama manifestó también que en la zona luego de la llegada de los funcionarios del gobierno departamental hizo también presencia el grupo Meteoro del Ejército Nacional, sin embargo, persiste el temor al interior de las comunidades, por lo cual, más indígenas estarían llegando desplazados en las próximas horas.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.