El gremio de la Construcción en Risaralda terminará con una baja en relación a las ventas de 2016, sin embargo sus líderes llaman la atención por el aumento en la oferta de vivienda en Dosquebradas.

Tras catalogar el año 2017 como un año sensible en materia de ventas para el sector de la construcción en el departamento de Risaralda, el Gerente Regional de Camacol Yamil Chujfi, indicó que las perspectivas del sector se han concentrado en el buen desarrollo de la vivienda nueva en el municipio de Dosquebradas, el cual se convirtió en el indicador más relevante del gremio y que en los próximos años recaerá en ingresos y desarrollo para el segundo municipio más poblado de Risaralda.



Según indicó Chujfi, las dificultades y las limitaciones que han traído los nuevos plantes de ordenamiento territorial en algunas ciudades del eje cafetero, sumados a las altas cargas tributarias que han sufrido quienes desean adquirir casa propia, han hecho que el gremio constructor sufra una leve contracción en las ventas de unidades y la entrega de nuevos licenciamiuentos, aspectos que espera sean superados el próximo año.



El Gerente regional de Camacol dijo que pese a la buena voluntad del gobierno nacional en materia de subsidios de viviendas, las cargas y tributos municipales hacen que el ciudadano se abstenga de adquirir vivienda por sus condiciones económicas actuales.