Cargando contenido

Archivo Redes Sociales - RCN Radio Armenia, Quindío



En el Quindío muchos de los jóvenes inmersos en problemas de consumo de estupefacientes, organizaciones de micro tráfico y otras actividades delictivas serían producto de las secuelas sicosociales del terremoto.

Las jóvenes que para los años 1.999 y 2.000, en medio de la convivencia en los asentamientos temporales y cambuches se convirtieron en madres gestantes, hoy son ciudadanos entre los 17 y 19 años de edad, a los que en muchos casos, no les faltó la recuperación de una vivienda en medio del proceso de reconstrucción física, pero sí se quedaron cortos en la atención sicosocial, argumentó la secretaria encargada de Familia del Quindío, María del Carmen Aguirre.


Ante esta realidad, las autoridades departamentales en articulación con entidades como el ICBF, el SENA y Comfenalco, entre otras viene desarrollando trabajos de recuperación del tejido social en sectores donde a través de caracterizaciones se ha detectado esta población.

Las autoridades focalizan este trabajo social en el centro de atención especializado la primavera donde decenas de jóvenes reciben acompañamiento integral para alejarlos del delito.

 

Barrios rinden homenaje a sus victimas

Con la ya tradicional eucaristía, los habitantes del barrio La Brasilia de Armenia conmemorarán hoy los 19 años del terremoto de 1999, que estremeció esta zona de Colombia.

El presidente de la Junta de Acción Comunal Hernán Ramírez, manifestó que, han podido salir adelante, como comunidad, pese a la pérdida de familiares y los daños estructurales.


A pesar de que el barrio es muy diferente a lo que fue para la época del sismo, don Hernán advirtió que, se presentan muchos inconvenientes con los constantes hurtos a mujeres en ese sector de la ciudad y la mala disposición de las basuras.

La ceremonia religiosa se realizará hacia la 1 de la tarde en la caseta comunal de esa comunidad del sur de Armenia.

 

En el Quindío se han registrado 28 mil sismos desde el terremoto de Armenia de 1999 a la actualidad.

Juan Carlos Zorilla Ingeniero Civil y coordinador del Observatorio Sismológico de la Universidad del Quindío, informó que después del terremoto de 1999 se presentan al día entre 7 y 10 sismos, lo que evidencia que es una zona con actividad alta que invita a toda la población a siempre estar preparada ante un movimiento telúrico de características particulares.


El monitoreo del observatorio ha servido para invitar a las autoridades a realizar estudios de microzonificación, que sirvan de guía para construir edificaciones con normas técnicas y que reduzcan los riesgos de la población.

El mensaje que el experto envió a la comunidad es conocer más sobre la actividad sísmica de la región y aprender a convivir con los riesgos propios de la región.

19 años después del terremoto y pese a los esfuerzos de los organismos de socorro por fortalecer la cultura de la prevención, en el Quindío falta mayor conciencia sobre la importancia de disminuir la vulnerabilidad con simulacros y planes de acción”, así lo indicó el director de la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo y Desastres Faber Mosquera Álvarez


El director de la UDEGER dijo que, en materia de prevención, los habitantes de esta región del país solo se acuerdan de las 1.116 muertes y del impacto en general que causó la tragedia del 25 de enero de 1.999, cada año cuando se conmemora esta fecha.

El experto en gestión del riesgo agregó que entre empresas e instituciones se han logrado avances importantes pero que el verdadero reto está en articular a las comunidades para que en las casas y edificios se preparen para reaccionar de forma correcta ante un sismo.

 

Existe una deuda de estudios técnicos en la ciudad

Armenia tiene una deuda de realización de estudios técnicos después del terremoto de 1999, así lo advirtieron expertos en ingeniería de la Universidad del Quindío, al referirse a la necesidad de una microzonificación sísmica para evitar el riesgo y prevenir emergencias en las edificaciones.

El Ingeniero Carlos Arturo García director del Programa de Ingeniería Civil de la Universidad del Quindío, indicó que el desarrollo de la ciudad debe ir sustentando con estudios que reduzcan los riesgos, emergencias y la vulnerabilidad de las edificaciones.


El ingeniero exaltó la capacidad de resiliencia que tiene la ciudad de reponerse frente a una catástrofe y hoy convertirse en un modelo de turismo para todo el país. Indicó que el crecimiento invita a realizar actualizaciones en las estructuras y los suelos de una región con actividad sísmica activa.

En redes sociales ciudadanos comparten fotografías, anécdotas y mensajes que conmemoran una fecha que marco a una región y que dejó miles de damnificados.

[gallery ids="446634,446635,446636,446637,446638,446639,446640,446641,446642,446643"]