Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Pereirano desaparecido en Antioquia. (Sebastián Pérez Gaviria de 18 años)
Sebastián Pérez Gaviria de 18 años, es uno de los dos pereiranos que en compañía de seis jóvenes de Caldas se encuentran desaparecidos.
Suministrada: Ángela Gaviria, madre del joven.

El pasado jueves 25 de febrero, justo cuatro días después de haber cumplido su mayoría de edad, Sebastián Perez Gaviria se despidió de su mamá en Pereira y le dijo que se iría para Cartagena a conocer el mar, al parecer con algunos amigos de los municipios de Risaralda y Anserma (Caldas) y otro joven, también oriundo de Pereira, de nombre Darwin Montoya.

En contexto: "Necesito escuchar a mi hijo, saber que está bien": mamá de uno de los desaparecidos en Antioquia

Sin embargo Ángela Gaviria, la madre de Sebastián, le restó importancia pues estaba acostumbrada a los repentinos viajes de su hijo.

Según indicó la señora Gaviria, cuando se enteró que otros seis jóvenes de Caldas estaban desaparecidos y que estos habían salido de sus casas con la misma historia que su hijo, se preocupó por la suerte de Sebastián.

Se puso en contacto con las familias de los otros muchachos con tan trágica fortuna de que todos andaban juntos, como se lo contó a RCN Radio.

Cuando Sebastián salió, fue la última vez que lo he podido ver. Él cumplió los 18 años el 21 (de febrero) y como a los dos o tres días se fue diciendo que iba para Cartagena porque quería conocer el mar; yo no estoy segura de con quién se fue, pero él siempre que se iba a viajar. Se iba con algún amigo y según las fotos pues estaban todos ellos juntos con los de Caldas”, indicó la madre de uno de estos jóvenes desaparecidos en Antioquia y que es oriundo de Pereira.

Sobre si su hijo se conocía con los demás muchachos que andan desaparecidos, la señora Gaviria indicó que al parecer Sebastián se conocía por redes sociales con otro joven de Anserma (Caldas) que es familiar de la cuñada“pero no sé quiénes son los otros jóvenes no los conozco y tampoco sé cuál es el otro que dicen que es de acá de Pereira”.

En medio de la desesperación y angustia, una luz de esperanza alumbró para esta madre acongojada pues, al igual que los otros jóvenes -cuyas edades oscilan entre los 16 y los 21 años- en las últimas horas su hijo se logró comunicar con ella y le manifestó que están bien.

“Sebastián me llamó el martes en la mañana; otros de los papás también me dijeron que sus hijos habían llamado a decir que todos estaban bien y que estaban trabajando; por lo menos Sebas me dijo que en una mina, pero no sé los otros”, expresó la señora Gaviria.

Además, la madre de este joven pereirano indicó que “esto es muy fuerte, él cuando se iba no se perdía tantos días y cuando me llamó que me dijo 'mamá yo la amo mucho y a mi hermanito también.Dios los bendiga, muchas saludes; estamos bien y estamos trabajando en una mina'. Y que fue lo único que me dijo, la verdad me entró más angustia y por eso voy a poner el denuncio ante las autoridades, para que me ayuden a encontrar a mi muchacho”.

Sin embargo y aunque los jóvenes -según sus llamadas- han intentado calmar la angustia de sus padres, para Ángela Gaviria esto no es suficiente e incluso cree que lo más seguro es que estén en poder de algún grupo armado de esa zona de Antioquia.

“Yo digo que ellos por lo menos sí estaban en Medellín porque en las fotos que algunos subieron se ve que fuera por esa zona, pero no sé si es que echaron para otro lado como dicen que para Puerto Valdivia, hasta ahí sabemos. Lo que sí es que si ellos no están trabajando en una mina o en una finca como han dicho otros padres, a ellos entonces los tiene algún grupo armado, porque cuando Sebas me llamó yo alcancé a escuchar varios radioteléfonos al fondo”, manifestó la señora Gaviria.

Le puede interesar: "Si legalizan la droga se desestimula ese mercado ilícito": obispo de Buenaventura

Hasta el momento los familiares han recibido solo noticias aleatorias sobre el paradero de los jóvenes y lo único que saben es que todos salieron juntos en el planchón de una tractomula el jueves 25 de febrero con destino a Cartagena y que les perdieron el rastro entre Medellín y Puerto Valdivia, en Antioquia.

Adicionalmente, y como si el hecho de tener a sus seres queridos extraviados no fuera suficiente, Ángela Gaviria le indicó a RCN Radio que “otros padres que han puesto sus teléfonos en redes sociales para que los llamen si los ven o saben algo de los muchachos, están siendo víctimas de extorsiones, porque los llaman y les piden plata diciéndoles que tienen a sus hijos. Eso es inhumano, cómo alguien puede jugar con los sentimientos de varias familias que estamos tan angustiadas”.

Por el momento la madre de Sebastián, al igual que los padres de los otros siete jóvenes, esperan que las autoridades les ayuden a dar con su paradero lo más pronto posible y así culminar con este episodio de angustia y dolor.

Sobre el otro joven pereirano, hasta el momento se sabe que su nombre es Darwin Montoya, al parecer tiene 17 años y es residente del sector del Parque Industrial en la capital risaraldense.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.