Foto: RCN Radio Quindío

La crisis del campo sigue provocando que los dueños de fincas vendan sus predios para otras actividades como el turismo y la adecuación de potreros, indicaron líderes agricultores. El presidente de la junta directiva de Apraquin Jesús Antonio Restrepo García, señaló que la mano de obra no está garantizada, precios bajos en el mercado, malas políticas agrarias y un sistema financiero que no da tregua. Jesús Antonio afirmó que personalmente no ha visto acciones del gobierno departamental para buscar soluciones efectivas a las problemáticas. El caficultor del corregimiento de Barcelona Carlos Ríos, expresó que la situación es tan crítica para los dueños de tierras, que no tienen como pagar un sueldo digno a los trabajadores y que las pérdidas para la cosecha de septiembre y diciembre van a ser millonarias. El señor Carlos Ríos aseguró que aún mantiene su finca porque tiene otras entradas económicas que le permiten aguantar un poco, de lo contrario, indicó que hace rato habría vendido su posesión.