Cargando contenido

Casi un centenar de internos están padeciendo tuberculosis, varicela y VIH.

Cárcel de Pereira
Cárcel de Pereira
RCN Radio

Es delicada la situación de salubridad al interior de la cárcel de varones La Cuarenta de Pereira, ya que siguen creciendo de manera desbordada los casos de enfermedades infecto-contagiosas, sin que actúen las autoridades.

Cifras conocidas por RCN Radio dan cuenta de 100 reclusos que padecen diferentes enfermedades contagiosas al interior de este centro penitenciario, situación que se está tornando crítica para la guardia del Inpec.

Le puede interesar: La historia del estudio engañoso sobre las vacunas y el autismo

Así mismo, muchos de los uniformados encargados de la seguridad de este penal han contraído estas patologías.

Pedro Vicente Vargas, presidente en Risaralda de la Unión de Trabajadores Penitenciarios, indicó que ni siquiera la cuarentena por la que atravesaron recientemente, logró reducir los niveles de infección.

Este funcionario agregó que “la situación de salubridad de la cárcel de Pereira es crítica, tenemos 28 casos de tuberculosis, 20 de varicela y 20 de VIH".

"Frente a los casos de varicela hay que decir que la situación es tan compleja, que incluso una directiva nuestra resultó contagiada porque debe tener contacto con la población carcelaria que presenta esta patología”, señaló.

Para el dirigente sindical del Inpec, esta situación de salud en la cárcel de Pereira se torna mucho más complicada en virtud de que existe un grupo de presos con enfermedades psiquiátricas, que deben estar en otras condiciones, ya que su manejo es complejo.

Otras noticias: Así es vivir con VIH positivo: relatos de portadores que se enfrentan al estigma social

Los pacientes psiquiátricos son muy difíciles de manejar y la ley dice que ellos deben estar en centros de reclusión especiales, pero estamos en Colombia y las leyes muchas veces no se cumplen”, precisó Vargas.

Pese a esta difícil coyuntura de salud, el Presidente en Risaralda de la Unión de Trabajadores Penitenciarios señaló que se ve obligado a trabajar sin ningún tipo de protección ni capacitación por parte de la ARL, en cuanto al manejo de estos pacientes.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido