Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En la tragedia del barrio Cervantes murieron 48 personas
RCN Radio

El Juzgado Cuarto Administrativo de Manizales declaró responsables a la Empresa Aguas de Manizales y a la Alcaldía, por los hechos que ocurrieron en el barrio Cervantes el 5 de noviembre de 2011, cuando murieron 48 personas. 

Ese día se presentó una emergencia generada por la ruptura de una tubería que saturó de agua la ladera y provocó un deslizamiento de tierra en un barrio de clase media ubicado en el sur de la capital de Caldas. La tragedia del barrio Cervantes dejó 48 personas muertas, 13 viviendas destruidas y decenas de habitantes heridos.

También lea:  Imputarían cargos por tragedia del barrio Cervantes en Manizales

El abogado César Augusto Botero Muñoz, representante de las familias de cinco víctimas fatales, y quién presentó la demanda por los daños morales y materiales causados, explicó que uno de los principales argumentos que expuso la jueza María Isabel Grisales Gómez  para proferir esa sentencia, fueron que el municipio incumplió con la adecuada prevención y gestión del riesgo.

Según el tribunal, la ausencia de una adecuada infraestructura para la captación y evacuación de las aguas lluvias del sector y de sus alrededores, facilitó la infiltración permanente de aguas lluvias y que ésta se convirtiera en factor contribuyente que configurara el nexo entre la omisión y el daño.

El sentido del fallo obedece a la demanda que presentó el abogado Botero Muñoz por las cinco personas muertas y cuyos familiares le dieron el respectivo poder para representarlas jurídicamente, sin embargo otros abogados también presentaron los respectivos reclamos ante la justicia administrativa por el resto de víctimas, es decir, 43 más y cuyas sentencias se conocerán próximamente.

Le puede interesar:  El rastro de la tragedia de Cervantes en Manizales

El Tribunal Superior de Manizales ya había absuelto a varios exfuncionarios de la época. Se trató de Álvaro Andrés Franco, gerente de Aguas de Manizales entre el 2008 y el 2012; Sebastián Henao, subgerente técnico y Diana Gómez Zuluaga, subgerente de servicio al cliente de la misma empresa de acueducto y alcantarillado, que según la Fiscalía eran los responsables de la tragedia.

En sentencia proferida en octubre del 2019, “No se determinó qué ocurrió primero, si la fuga en la tubería o la falla en la ladera” y que en consecuencia con esas dudas no se podía condenar a los tres exfuncionarios.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.