Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mineros e indígenas protestando en Quinchía, Risaralda
Foto extraída de un video suministrado por Esaú Mora

Desde el año anterior, los mineros artesanales y las comunidades indígenas del municipio de Quinchía han estado adelantando múltiples manifestaciones en contra de la privatización de dicha actividad económica y la persecución que aseguran, han realizado la fuerza pública y la autoridad ambiental en contra de la extracción informal de minerales.

A raíz de ello, Esaú Mora, líder minero de la localidad, denuncia que, junto a Edith Taborda, Gobernadora de la parcelación indígena Embera Karambá, están siendo amenazados y no cuentan con medida de protección alguna.

Lea también: Golpe contra enclave de minería ilegal del Clan del Golfo, en Chocó

“Nosotros hemos estado haciendo plantones con apoyo de los indígenas, han habido como 70 guardias y compañeros de civil para defender la minería tradicional acá; esta semana cerramos una vía terciaria y a la Gobernadora del resguardo la amenazaron, diciéndole que se vaya que ya huele a muerto; yo sigo amenazado ahí también”, narró Mora.

“La vuelta aquí está dura, porque no nos quieren escuchar y no nos vamos a dejar sacar de aquí tampoco. Yo tengo un policía que me llama una vez a la semana, la Gobernadora sí tenía un esquema de seguridad con dos escoltas y se los retiraron. A mí esta semana dizque me llevaban un chaleco antibalas y por acá no ha llegado nadie con esa vaina”, agregó el líder minero.

La situación ya ha sido puesta en conocimiento del Ministerio Público, el cual solicitó a la Unidad Nacional de Protección (UNP) restablecer y tomar las medidas de seguridad necesarias, pues los defensores de la actividad económica sienten temor y desconfianza debido a que “ellos llevan investigando e investigando y cuando matan a la persona siguen investigando”, sentenció Esaú Mora.

Le puede interesar: MOE advierte riesgo electoral por posible ofrecimiento de vacunas anticovid en campañas

La lucha

Quinchía es el municipio minero por excelencia de Risaralda, donde este mes de febrero los habitantes que se dedican a esta actividad económica han estado obstruyendo las visitas de funcionarios de la Agencia Nacional Minera (ANM) que estarían buscando realizar una Acción de Amparo Administrativo, mediante la cual serían desalojados.

A raíz de ello, la Gobernadora indígena Edith Taborda, recibió un mensaje anónimo al celular donde se señala que “con sus acciones y declaraciones obstruyen el progreso del pueblo”, pues se prevé que los predios donde ellos extraen los minerales podrían ser vendidos a multinacionales que podrían brindar más empleos.

En ese sentido, Esaú Mora, presidente de la Asociación de Mineros Artesanales de Quinchía, quien también ha recibido amenazas por la misma causa, manifestó que “a mí me cogen en carretera, me quitan el chaleco y me pegan un pepazo en la frente y listo”, por lo cual no considera que dicha opción, la cual prometieron darle desde la UNP, pueda garantizar su vida.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.